La empanada chilena se sirve en forma individual y es más conocida por “empanadas de pino”.
Se suele acompañar con un buen vino tinto, generalmente alrededor de la parrilla del asado.