¿Hay algo que llame más la atención a los invitados de una boda que el menú? Bueno sí, los novios, pero ha excepción de ellos pocas cosas. El menú de la boda hará que las personas que acudan al enlacen lo recuerden de una manera u otra. Por ello, debéis de contar con un menú de boda que pueda conquistar los paladares. 

Shenonkop cuenta con uno de los mejores catering, y junto a ellos, os traemos diferentes ideas de platos para guiaros en vuestro menú de boda, que siempre son un éxito. 

Aperitivos

El primer contacto de los invitados con el menú de boda va a ser con los aperitivos. Unas horas donde las personas que acudan al evento abrirán sus apetitos para degustar pequeñas delicatessen. Además, de probar los diferentes vinos, cervezas, etc. 

  • El carrito de los quesos: uno de los platos fuertes de nuestra oferta, un recurso que nunca falla y un imán que atrae todas las miradas. Un delicioso carrito con todas las variedades de queso y pan que presenta. 
  • Cortador de Jamón: un cortador profesional que deje a los invitados con la boda abierta. El jamón es un éxito asegurado y algo que no puede faltar en los aperitivos.
  • Pinchitos de pulpo a la gallega: a quienes les gusta el buen comer, el tapeo de calidad y disfrutan de los guisos más tradicionales les encantará encontrarse con este aperitivo. 
  • Pescaditos fritos: una idea genial si eres sobre todo de Andalucía, y más si es verano. Este aperitivo conquistará el estomago de aquellos que amen la playa y comerse en primera línea un buen pescadito. 
  • Bodegón de foie con todos los clásicos: dentro de los aperitivos tampoco puede faltar el clásico foie. Un sabor de toda la vida que enamorará los paladares de todos los invitados. 
  • Crujiente de hummus: cada vez son más las personas que son veganas, vegetarianas, etc., por lo que, no es raro que haya distintas personas que no consuman animales en una boda. No olvidarnos de ellos siempre es una opción correcta, y este aperitivo es todo un acierto. 

Primer plato

Una vez sentados y listos para degustar el menú de la boda, debéis comenzar por algo suave que degusten los invitados. Un plato pequeño que abra apetito al segundo, pero que sea delicioso y diferente. 

  • Cremas o sopas: utiliza verduras y/o mariscos para este primer plato. Si es una boda de invierno ayudará a que los invitados entren un poco en calor. Si por el contrario es verano, haz de estas cremas y sopas frías. 
  • Ensaladilla de centollo con caviar de salmón y Tobiko: una espectacular combinación que aúna el sabor del marisco con el centollo, el del caviar rojo y el de las huevas de pez volador. 
  • Ensalada de burrata: la clave de este plato es la combinación de los ingredientes con sabores tan diferentes y potentes, que crean una mezcla inmejorable.
  • Langostinos con salsa romescu: es una de las comidas para bodas más típicas, ya que, se puede consumir durante todo el año y a todos los comensales les encanta. 
  • Almejas a la parmesana: es una de las maneras más deliciosas de sorprender a tus invitados. Una forma diferente de comer almejas que enamorará a los invitados.
  • Aguacate relleno de gulas y salmón: un entrante fresco y variado que hará comenzar el menú con un delicioso sabor a mar. 

Segundo plato

El segundo plato es el más fuerte de todo el menú, por lo que debe de ser algo que llene los estómagos de los invitados. 

  • Bacalao con espinacas y gambas: un segundo plato redondo con el que no fallarás y que combina el mar con la tierra.
  • Solomillo de vaca con foie a la plancha con salsa de setas y boletus: un plato exquisito para los verdaderos amantes de la carne. Un plato muy especial que resulta indispensable en cualquier boda. 
  • Solomillo Wellington: un plato tradicional de Inglaterra y Estados Unidos. Se trata de un plato de carne de solomillo combinado con otros ingredientes como el foie, las cebolletas o los champiñones, y se preparan en una gran hoja de hojaldre en el horno.
  • Milhojas de foie con puré de boniato: trata de una de las comidas para banquetes de boda que más gustan a los invitados, ya que, funde el sabor más dulce del milhojas con el salado del foie y el boniato creando una sensación maravillosa.
  • Merluza con escabeche de setas y salsa de su jugo: una delicia que les encantará a los amantes de los sabores del mar. Un plato tradicional con un toque diferente. 
  • Pularda rellena de foie y setas: un plato exquisito y muy tentador, que dejará todos los paladares sorprendidos. 

Postres 

El último plato tiene que endulzar todos las bocas, y por ello, tiene que ser un postre que conquiste a todos los invitados lleno de distintos sabores dulces. 

  • Tartaletas de frutas: pequeñas tartitas, cuya base es de hojaldre, con un poco de crema pastelera y cubiertas con frutas de temporada. Una de las mejores opciones para sorprender con un pequeño postre. 
  • Coulant de chocolate: uno de los postres más demandados en la actualidad. Un bizcocho de cacao relleno de chocolate fundido, acompañado de una bola de helado. 
  • Tarta de manzana: una tarta elaborada a base de crema, hojaldre y manzanas caramelizadas, que nunca falla. 
  • Brownie de cerezas: los brownies son unos dulces incombustibles, que quedan bien en las mesas de cualquier evento o celebración y que gustan a casi todo el mundo.
  • Isla flotante: una exquisitez de origen francés. Elaborada con un merengue flotando en crema inglesa, que viene a ser como un flan de vainilla o una crema catalana. 
  • Mousse de chocolate blanco: un postre sencillo que conquista los paladares más sensibles. Elaborado con nata fría y chocolate blanco fundido, todo ello bien batido.