A veces creemos que ciertos dulces solo se comen para fechas especiales, como el Turrón semi blando con frutas, y pareciera que solo es para Navidad. ¡Pero no! Podemos disfrutar de comerlo cuando nos apetezca.

Así que hoy te voy a contar cómo hacer un turrón casero súper delicioso, en una receta clásica que no puede fallar. Estos son pura delicia y todos querrán llevarse.

Son tan sencillos de hacer y además no necesitan ningún ingrediente raro ni difícil de encontrar. Tan sólo tendrás que tener o conseguirte un molde para turrón inoxidable y con él, prepararemos todos los turrones que desees.

Nos saldrán mucho más económicos que ir a comprarlos, y encima son mas naturales por no llevar químicos ni conservantes.

Y me olvidaba, ¡mucho más ricos! ¡Manos a la obra!