Es muy importante mantener la alegría en nuestra familia y consentir a nuestros pequeños; enseñarlos a divertirse y no perder su espíritu alegre. Por esto, debemos buscar recetas que les hagan tener amor por la comida pero también mantenerlos entretenidos mientras la llevan a su boca.

Para los amantes de los pasteles coloridos y llenos de sabor: ¡esta opción es ideal! Es todo un fenómeno; creativo, divertido y atrae un sinfín de miradas.

Siéntete como un niño nuevamente y llénate de magia con esta combinación de tonalidades. Es una opción muy acertada para el Día de los Niños, cumpleaños infantiles, pijamadas y para diferentes celebraciones. Los más pequeños quedarán encantados con esta sorpresa. Disfrutarán de su presentación y terminarán saboreando su paladar. ¡No te arrepentirás!

Se trata de una torta con capas de diferentes colores, suelen ser muy brillantes y llamativas. Recordando a las tonalidades del arcoiris. Es perfecta para quienes no desean conformarse con el bizcocho común y corriente. Esta receta contiene almendras, mermelada o chocolate. El color el polvo será el encargado de dar el acabado más reluciente de este postre. ¡Elige bien!

Podría parecer bastante complicada pero, realmente, no lo es. Lo más difícil, si se quiere, será hornear cada capa. Sin embargo, el resultado te llenará de satisfacción. ¡No te arrepentirás!

Este pastel se encuentra muy de moda. De hecho, hay quienes lo decoran con motivo de halloween y forma parte de la celebración. Inclusive, algunos grupos que pelean por su libertad de género (LGBT) lo han tomado como su platillo “oficial” por hacer referencia a los colores con los que suelen identificarse. Un pastel para disfrutar en cualquier lugar. ¡Anímate a prepararlo!