El tiramisú es una receta europea que nació a fines del siglo XVII. Fue Cosimo III, Duque de Toscana, Italia, el encargado de saborear por primera vez la receta tradicional.

Pero, el tiramisú logró expandirse rápidamente: pasó a Florencia, Venecia y así en otras ciudades hasta cruzar fronteras.

La receta tradicional del tiramisú, europea hasta la médula, se adaptó muy bien al toque argentino dado por el dulce de leche. Tanto, que su sabor es único en dulzura y sabor. No hay paladar que no haya sido conquistado por esta sinergia.

 

Con el tiempo, y habiendo llegado a América, los argentinos quisieron ir un poco más allá y agregaron un ingrediente: el dulce de leche. Lograron un sabor exquisito que hoy compartimos en esta receta de cocina paso a paso.