El strudel de manzana, puede servirse como postre o para una rica merienda.

Strudel, en alemán es un postre muy tradicional de la cocina, sobre todo en la zona sur de Alemania. Es un plato con muchos años de antigüedad, que conlleva a la época bizentina. Esta delicia, en sus orígenes, era un alimento de gente con pocos recursos y, con los años, se refinó la receta hasta lo que se ha convertido hoy.

El secreto del strudel de manzana está en la masa. La idea es quede lo más delgada posible y que las manzanas transmitan un buen aroma y a la vez, tengan un toque ácido. Según el pasar del tiempo, se puede cocinar o no la manzana, y cada persona la cocina con sus propios trucos.

Además, es bueno saber que puede acompañarse con salsas dulces calientes o miel, y además, suele acompañarse con una bola de helado si tanto te gusta.