La sopa de gallina es un plato muy sabroso y sencillo de preparar. En pocos pasos, tenemos en la mesa una comida energizante y, sobre todo, con una temperatura ideal que regula la temperatura del cuerpo, en especial en los días fríos.

Esta sopa que prepararemos hoy, es una receta de cocina tradicional de la gastronomía judía. Ya que se trata de la sopa de gallina con kneidlej o mandlej. Es una receta de cocina propia de la festividad de Pesaj y, según la tradición, tiene poderes curativos.

Para las madres judías, esta sopa es un remedio que cura todo más físico, pero también emocional. Tradicionalmente, la sapa se sirve como entrada durante los días de fiesta.

Cabe destacar que esta sopa es la reina de las sopas entre los asquenazíes. Sana a
los enfermos y pone alegría en el corazón. El caldo se sirve con kneidlej o mandlej, pero también con fideos de cabello de ángel u otros más pequeños.

Un dato a destacar es que esta receta de cocina fácil, fue el plato preferido del ex-primer ministro Israelí Golda Meir quien estaba convencido de los milagros curativos de esta sopa.

¿La preparamos? Aquí la receta de cocina paso a paso.