Esta receta proviene de la tradición que poseen los venezolanos de comer pernil, o como le dicen ellos cochino, durante las fiestas decembrinas. Pero actualmente, este sándwich está tan arraigado en las costumbres del país caribeño que es muy sencillo encontrarlo cualquier día del año en establecimientos de comida en todas las regiones, además ya es considerado una comida rápida en sí.

Eñ pernil llegó a Venezuela gracias a los colonos españoles, que querían reafirmar su religión católica en contra del crecimiento de los judíos en España. Como en la religión judía está prohibido el consumo del cerdo, para los católicos era una forma de demostrar su devoción católica. De esa forma el pernil fue haciéndose parte de la gastronomía venezolana.

Sin embargo, durante muchas décadas la crianza y posterior matanza de cerdos en el país no era tan sencilla, por lo que fue convirtiéndose en parte de las celebraciones importantes como la de Navidad y Año Nuevo. Este sándwich surge de la necesidad de utilizar las sobras del pernil de las fiestas decembrinas, aunado a la pasión que en varias ciudades de Venezuela tienen por el pan.

Además es un sándwich con mucho poder y mucho sabor, debido a las distintas formas en que las familias marinan el cerdo para ser horneado. Puede tener muchos acompañantes, al igual que el pan puede ser untando con una gran variedad de salsas. Por lo que termina siendo un sándwich con muchas facetas pero que habla del sentir de la gastronomía venezolana.