Picante de Caracol receta peruana

Como todo buen conocedor de la cocina sabe, cuando se habla de comida peruana, la palabra “variedad” sale a flote casi de manera inconsciente, lo cuál no es de extrañar debido a lo diferente que pueden llegar a ser sus platos; sin embargo, la mayoría tiene algo en común y es que tienen muy buena valoración internacional, por lo que es común ver que las personas que visitan Perú salgan del mismo con un buen sabor de boca. El picante de caracol es una de esas recetas curiosas cuyo sabor puede sorprender positivamente a los que le dan una oportunidad.

Como se puede intuir por su nombre, el ingrediente principal de este plato son los caracoles, y quizás lo que más llama la atención del mismo, es el largo procedimiento por el que pasan los caracoles antes de estar listos para comerlos, por lo que te adelantamos que este plato no es tan sencillo de preparar en comparación con muchos otros.

Lo primero que se debe hacer es limpiar los caracoles, colgando los mismos en redes en un lugar oscuro y sin humedad durante varios días. Estos luego son limpiados con agua con sal y vinagre. Solo con estos datos es fácil darse cuenta que este no es uno de esos platos que hacemos en una hora, sin embargo, si se tienen los caracoles limpios, el resto de la preparación es relativamente sencilla.

En cuanto al resto de ingredientes es importante mencionar que los mismos suelen variar dependiendo de la preparación del plato, sin embargo, es común ver que el aceite de oliva, la cebolla, el chorizo y la salsa de tomate se junten para hacer una combinación exquisita.