La gran mayoría de la gente ha comenzado hace tiempo a hacer sus propias recetas caseras en casa, y sobre todo sin ingredientes no saludables y que le aportan esos nutrientes sin ningún conservante innecesario. Es por eso que este tipo de recetas, como la del pan de romero, es mucho más sabrosa y arómatica, que si lo fueras a comprar a una Panadería.

Con esta receta, volveremos sentir los verdaderos sabores que disfrutábamos cuando cocinaban nuestras abuelas.

Te va a encantar y será el toque diferente que estabas necesitando para tus desayunos y tardes.

¡Manos a la masa!