La leche de almendras es una de las más vendidas en estos últimos años. Qué te parece si dejamos de comprarla y aprendemos a hacerla. Con estos simples pasos podrás elaborar una rica leche de almendras casera.

Lo mejor es que está receta de cocina que compartimos ¡no lleva azúcar! Lo que la hace aún más natural y saludable.

Además, esta receta fácil no solo es ideal para veganos, vegetarianos o diabéticos sino que lo es para intolerantes a la lactosa.  Esta bebida es apta ya que no posee gluten, lactosa ni colesterol.

Asimismo, para la buena noticia de muchos es que no engorda y cuenta con muchas propiedades que le hacen muy bien al cuerpo.

Veras en la receta de cocina que te recomendamos usar agua filtrada. Evita usar agua del grifo ya que esto puede cambiar el rico sabor natural de la almendra.

Esta receta de cocina tiene múltiples propiedades, es muy sana y súper recomendable. Su contenido calórico es mucho menor que la existente en la leche entera o en otras bebidas con azúcares.

Además de ser baja en calorías, también lo es en sodio. En cuanto a los ácidos grasos contiene omega 6, muy saludable para nuestra salud. Otro dato importante es que no contiene gluten ni lactosa. Y sí tiene un alto contenido en fibra.

Tenes muchas razones para preparar esta rica receta de cocina tradicional.