Los historiadores aún no pueden determinar cuándo es que el arroz llegó a España. Lo que sí es cierto es que llegó para quedarse y para darnos uno de los platos más ricos y sabroso de la cocina española: La Paella Valenciana.

Ya sea de la mano de los romanos o los árabes, el arroz se transformó en uno de los cultivos de cereal más importantes. Aunque no fue tan rápido, al principio se lo consideraba como algo vulgar y no era muy popular.

Más allá de esto, los árabes también trajeron el azafrán, uno de los ingredientes básicos de esta receta de cocina.

Al principio, la paella era una comida humilde de originada en la Comunidad Valenciana, ni bien se conoció su sabor, variedad y maneras de hacerla; se popularizó en toda España a una gran velocidad. Tanta que hoy, es un plato que se vende en todos los restaurantes del mundo.

Si quieres saber algo de su historia, podemos contarte que esta receta de cocina tradicional apareció por primera vez en el área de la Albufera de Valencia. Su expansión fue tan grande que hoy la paella se ha adaptado a un sinfín de ingredientes, todos con un sabor particular.

Es muy difícil describir una única receta de cocina de la paella. ¿Por qué? Y, porque cada familia y región le ha dado su personalidad. En su origen lo hacían con pollo o conejo más verduras. En las zonas costeras, le agregaban pescados, mariscos, embutidos y hasta chorizo.

Ya sea de una u otra forma, la paella valenciana es un plato ideal para compartir en familia o amigos y aquí te contaremos esta receta de cocina paso a paso.

¡Manos a la obra!