Quizás un poco difícil de pronunciar, pero fácil de disfrutar, la Intxaursalsa (también conocido como crema de nueces vasca o simplemente salsa de nueces) es un postre cremoso con más de 150 años de antigüedad, por lo que no es de sorprenderse que el mismo cuente con un gran valor histórico en la gastronomía del País Vasco (comunidad autónoma de España), lugar donde se creó. Pese a ser tan antigua, lo cierto es que, en la actualidad, este rico postre sigue gustando tanto como en sus primeros días.

Durante sus inicios hace más de un siglo, la Intxaursalsa se empleaba como un postre navideño, por lo que no era extraño que se sirviera con frecuencia durante el mes de diciembre en los caseríos, aunque también solía prepararse durante todo el invierno. A pesar de que cuando los turrones se hicieron populares la Intxaursalsa dejó de serlo, en los últimos años esta receta parece estar en la mira de muchos amantes de la cocina una vez más, por lo que es muy probable que si visitamos el País Vasco, podamos ver este rico postre en el menú.

La crema de nueces vasca no es difícil de hacer, lo cual se agradece, pero al igual que muchos platos populares, este no tiene una única forma de prepararse, por lo que su presentación puede variar dependiendo del cocinero. Si estás pensando en prepararla, puede que te interese saber que la canela en polvo y las nueces caramelizadas nunca le vienen mal a esta crema, así mismo, si se quiere que la misma sea un poco más ligera basta con utilizar menos nueces y disminuir el tiempo de cocción.