Tradicional Gratén de crepes rellenas de ricotta y espinacas

Las crepes son una comida extremadamente versátil, puede funcionar tanto para postres como para comidas saladas. Su nombre viene del francés crêpe, este viene del latín crispus que significa crespo. Gracias a su diámetro de alrededor de 16 cm, las crepas, crepa o crep son perfectas como base para distintas recetas. 

Las crepes nacieron en la región francesa de Bretaña donde se llaman krampouezh. En todo el país han pasado a ser un plato del día a día y es fácil encontrarlas en el menú de cualquier cafetería o restaurante. Hay un día donde las crepes son más solicitadas, el día de la Candelaria o Chandeleur, la tradición hace que las crepes sean parte de las comidas.

En los países de Europa las crepes tienen distintos nombres dependiendo inclusive de la región; en República Checa, Serbia, Croacia se conocen como palačinka, en Austria palatschinken, en Bulgaria palachinka, en Hungría palacsinta, en las regiones de Alemania pfannkuchen y en neerlandés pannenkoeken. Muchos de estos términos se derivan del latín, ya que hay estudios que ubican las crepes en el antiguo Imperio Romano. Por esto, cuando este imperio cayó y surgieron las distintas naciones se siguieron preparando.

Hay muchas formas de prepararlas, como este gratén de crepes rellenas de ricotta y espinaca, pero existen millones de versiones donde ellas están dentro de la receta. Las preferencias de los comensales y los cocineros es lo que las ha vuelto tan variadas, existen ahora crepes de distintos sabores, pero es por eso que son tan populares. ¿Ya las probaste?

#Gratén de crepes rellenas de ricotta y espinacas