Si has probado el dulce de leche argentino, seguro habrás quedado enamorado de su sabor. Cremoso, dulce, súper dulce y una textura que se hace agua en la boca.  Esta receta de cocina se remonta a España, ya que el flan es propio de este país.
En la época  del Imperio Romano lo llamaron titopatinam. Ganó popularidad como postre en la Edad Media. Pero su nombre de “flan”, lo tuvo recién en el siglo VII gracias a la palabra francesa “flado”, torta plana.

El sabor más común del flan es de vainilla, pero no es el único que existe ya que con el tiempo las diferentes poblaciones le fueron dando su toque particular.

En el caso de Argentina, el flan se prepara y se sirve con dulce de leche, ¡una exquisitez!

Una receta de cocina ideal para luego de almorzar. Se puede acompañar con un té de hierbas o con un rico café.

Este postre es una sinergia de sabores y texturas, lo transforman en un plato ideal para un festejo. Suele servirse en cumpleaños, bautismos así como fiestas de fin de año.

Una receta fácil y muy rica con el característico dulce de leche argentino.

¡Te dejamos esta receta de cocina paso a paso!