El coco es un fruto refrescante, con un sabor único que da pie a una amplia variedad de alimentos, el sabor de este fruto tropical nos sirve tanto para refrescarnos en un día caluroso con su agua o con un rico helado derivado de él, pero también es útil cuando queremos probar algo diferente para acabar con la monotonía, pues su versatilidad nos permite disfrutar de muchos alimentos creados a partir de él, uno de ellos es la conserva de coco.

La conserva de coco es muy popular en su país de origen, Venezuela, principalmente en las zonas costeras, aunque se consume en la mayoría de los estados del país. Esta nació en el siglo XX y su popularidad se incrementó rápidamente en ese entonces, popularidad que no desaparecería, pues a día de hoy esta receta sigue estando presente en el país latinoamericano.

Los ingredientes a utilizar no tienen complicación alguna sino más bien todo lo contrario, solo son 3 y se obtienen con relativa facilidad (si hay cocos en tu región), estos tres ingredientes son: los cocos, apio y papelón, cabe destacar que hay algunos sectores del país en donde las conservas no utilizan el apio, sin embargo, este ingrediente es importante para conseguir una mejor consistencia así que lo mejor es siempre utilizarlo. Como se puede ver, sólo 3 ingredientes son suficientes para realizar estas conservas, aunque también es cierto que muchas veces se suma alguno más para que el resultado sea mejor; la leche, por ejemplo, es un ingrediente que, aunque técnicamente es prescindible para la receta, mejora considerablemente el sabor de las conservas, por lo que es bueno tenerlo en cuenta.