Uno de los platos más tradicionales de la cocina española, el cocido madrileño, es una garantía para dar inicio a la temporada de platos de cuchara.

Y, para anticiparte al otoño e invierno es que vamos a preparar una receta de cocina tradicional madrileña. Y como será de tradicional que hasta lleva el nombre de la bella capital.

El cocido madrileño, es una fórmula que contempla lo mejor del cerdo ibérico. Se la considera como una receta de cocina más completa en carnes.

Conocida también como el “cocido de los tres vuelcos”, este plato se sirve en tres partes: Primero una rica sopa, luego los garbanzos y verduras y por último, las chacinas y carnes.

La historia del cocido madrileño

Este es un plato que nació con tintes humildes. Era consumido por las clases bajas.

Con el tiempo, ocupó diferentes espacios hasta llegar a expandirse a toda la sociedad y llegar a los menús de los más grandes restaurantes españoles.

Propio de los meses de frío, se sirve separando sus ingredientes, los famosos vuelcos y se come en ese orden.

Esta receta de cocina se extendió desde Madrid al resto de España para transformarse en el plato más conocido de la cocina española.

Si bien parece complicada de hacer, déjame contarte que ¡no! Es una receta fácil y muy rica.

Cabe destacar que necesita su tiempo, pero verás que es muy sencilla de preparar.

¡Vamos a ver la receta de cocina paso a paso!