El carpaccio en sí mismo, es una preparación de carne cruda, por ejemplo puede ser carne de vaca, venado,  de ternera, salmón, avestruz, atún o nutria, finamente cortada o majada hasta quedar fina, y se sirve principalmente como aperitivo.

Preparar el carpaccio de pulpo no es tan complicado como probablemente te imagines. Tan solo hace falta un poco de ganas para preparar este exquisito plato, con el que te aseguro triunfarás si tienes comensales en casa. Por su intenso y delicioso sabor, todos quedarán asombrados.

No esperemos más y manos a la obra para cocinar este magnífico aperitivo que no dejará a nadie indiferente.