Receta original francesa de la blanqueta de ternera

Este término se usa para hablar de una preparación francesa que involucra cualquier tipo de carne blanca, aunque la más utilizada era la de ternera, se puede trabajar con cerdo, conejo, pollo y cordero. Últimamente se empezó a realizar con pescados como salmón, rape y dorada. La blanqueta es una preparación de guiso más que todo, y su nombre se deriva del color blanquecino que aporta la salsa al plato.

Este estofado o guiso no tiene un origen definido, ni nadie se ha preocupado de buscarlo, pero si hay varias versiones y variantes. Lo primordial de esta receta es dejar cocer la carne troceada en abundante agua hasta que esté blanda, se puede hacer junto a los vegetales que acompañarán este guiso, los cuales pueden ser zanahorias, puerros, apio, cebollas y las hierbas aromáticas de su preferencia.

Pero este caldo no es lo que proporciona el color blanco de la receta; luego de que todo esté bien cocido, se saca del caldo y se reserva el mismo. El caldo servirá para preparar la salsa, que tiene como base un roux, el cual consiste en cocinar harina de trigo con mantequilla, cuando estén bien ambos elementos se debe anexar el caldo previamente reservado.

Para darle el color blanco definitivo a esta salsa se incorpora a esta mezcla nata o crema de leche, se deja cocer hasta que adquiera espesor y el color blanco, si se quiere más suave y cremosa se pueden usar yemas de huevo. Luego de que la salsa esta lista, se vuelven a incorporar la carne y los vegetales para que estén calientes y obtengan el sabor de la salsa.

Este guiso puede servirse en cómodos cuencos, cuyo tamaño dependerá de la persona que hizo la preparación. Es una comida perfecta para celebraciones familiares y de amigos, ya que suele rendir mucho, además de aportar nutrientes y calidez si se sirve en épocas frías.