La gastronomía suele ser muy variada y llevarnos a conocer culturas que no hubiésemos imaginado. De hecho, podríamos encontrarnos frente a los ingredientes idóneos para realizarlo y no tener la menor idea. Sigue nuestras publicaciones y te sorprenderás con las recetas que traemos para ti.

En esa oportunidad, queremos enseñarles a preparar Asado negro. Si usted no ha tenido la dicha de deleitarse con este platillo, no sabe de lo que se ha perdido. En definitiva, se trata de un gusto que debemos darnos alguna vez; un plato tierno, jugoso, lleno de sabor y con una salsa oscura muy distintiva.

Se cree que su origen es venezolano, especialmente de la región central y su ciudad capital, Caracas. Su origen se atribuye a las familias de clase media alta de la época colonial. Posiblemente, alguna ama de casa estuvo en su cocina, queriendo sorprender a su familia con una rico manjar y, por un descuido, obtuvo el asado negro. Su preparación se realiza a base de carne de res, cortada en forma de circunferencia y conocida como “muchacho redondo”. También se agregan diferentes especias, ajíes, aceitunas y salsas para condimentar. De hecho, algunas familias le agregan “malta”, una bebida carbonatada de color oscuro.

Los cocineros abren pequeños orificios a la carne y van rellenando con todos los ingredientes para posteriormente llevar al horno. Lo ideal es no dejar que seque demasiado, para poder disfrutar de la salsa en todo su esplendor.

Es una opción ideal para un fin de semana en familia o una cena romántica en pareja. ¡Anímate a probarlo!