Son conocidas como risotto o “arancini” y son parte fundamental de la gastronomía siciliana. Evidentemente, su origen se considera europeo, específicamente. Aunque su nacimiento todavía se encuentra en debate. Según la lista de productos alimenticios italianos (PAT) del Ministerio de Agriculttura, Alimentación y Forestal del Gobierno Italiano, son una bola o cono de pasta de arroz que, generalmente, se preparan rellenos de carne, pescado, verduras o queso mozzarella. Son empanizados y pueden freírse o llevarse al horno.

Su nombre viene dado por su color (suele obtenerse con el azafrán), muy semejante al de la naranja, arancia o arancini (pequeñas naranjas) en el idioma italiano. Su sabor y textura crujiente hará delirar a quien lo pruebe

Son bastante famosos para compartir en reuniones familiares y acompañar salsas de tomate y pesto cremoso. Además, al igual que la pizza y la pasta, se han hecho famosos en casi todos los rincones del mundo.

Normalmente, son redondos y es más común encontrarlos con esta presentación. Sin embargo, también se preparan en forma de cono, haciendo alusión al volcán Etna (ubicado en la costa de Sicilia).

Es muy común escuchar que la internacionalización de este platillo se debe a un personaje irreal (Comisario Montalbano). Montalbano, pertenece a una serie de novelas del escritor Andrea Camilleri y muy a menudo disfruta del arancini.

Si no quieres esperar a viajar a Sicilia para probar este rico aperitivo, te invitamos a practicar con nuestra receta. Cuando menos lo pienses, te habrás convertido en una experta. Además, podrás consentir a todos los miembros de tu familia. ¡No lo pienses más!