La leche asada es un postre casero fácil de preparar. Es muy parecido a un flan con una textura muy suave y es un de los postres de leche más populares de países de América Latina como Perú y Chile,  a pesar que su origen es incierto, es Europa la cuna de estos Postres (Clásico Flan, Crème brûlée y Crema catalana), probablemente los conquistadores hicieron el trabajo de traerlo y expandirlo en la región,  por eso es posible comerlo en Perú, Ecuador, Colombia y México.. Si quieres sorprender con el último plato, este postre rápido y sencillo es perfecto para ti.

Es un postre bien simple, a base de dos ingredientes nobles leche y huevo, muchas veces se confunde con el flan, y ahí la diferencia es que los flanes se cocinan en el horno a baño maría, el efecto del agua va amortiguando el calor, lo que permite una textura más lisa, en comparación a la leche asada que es una consistencia más gruesa dado su contacto directo con el calor del horno.